Ayudas Reintegrables


Cómo funcionan las Ayudas Reintegrables

ABA Mérida presta ayuda para paliar las necesidades básicas de aquellas personas que así lo soliciten y que, pese a sus propios esfuerzos, están excluidos de los sistemas comerciales tradicionales de banca y crédito para resolver sus necesidades económicas particulares. Para conseguirlo, disponemos de un Fondo Económico Solidario (FES).

Las personas solicitantes y beneficiarias de ayudas reintegrables de ABA Mérida son muy heterogéneas: familias numerosas, familias monoparentales y monomarentales, separadas y divorciadas, jubiladas y pensionistas, profesionales autónomos, migrantes, jóvenes emprendedores...

Estos son algunos ejemplos de necesidades que han sido atendidas desde ABA Mérida:
  • De carácter personal-familiar: Gastos ocasionados por adopción internacional de hijos/as.
  • Sanitarias: medicinas, pruebas médicas, desplazamientos...
  • De la vivienda: Fianzas y cuotas de alquiler, reparaciones urgentes en el hogar...
  • Educativas: Adquisición de libros, pago de matrículas, adelanto de becas...
  • De carácter socio-laboral: microcréditos para la constitución de una empresa, adquisición de materia prima, adquisición de herramientas, arreglo de vehículo...
Por tanto, las personas beneficiarias de Ayudas Reintegrables son todas aquellas personas físicas mayores de edad y personas jurídicas que solicitan a ABA Mérida una ayuda monetaria para atender necesidades básicas de carácter puntual y urgente debidamente justificadas.
  • En el caso de Personas Físicas, cada Socia o Socio Beneficiario de ayuda reintegrable de ABA Mérida deberán acudir acompañadas por otra persona u otras personas mayores de edad que lo presenten y avalen; y ofrecerá como garantías su responsabilidad y esfuerzo personal.
  • En el caso de Personas Jurídicas, ofrecerá como garantía el normal funcionamiento de su actividad económica, así como los avales de socios, empleados, proveedores o clientes. En el caso de entidades sin ánimo de lucro, ofrecerán como garantías los avales de un número determinado de socios. 
  • Quienes actúan como Avalista apoyan ante ABA Mérida a la persona solicitante de ayuda reintegrable. Dan fe con su testimonio de la veracidad de la información que se facilita y de la capacidad de la solicitante para devolver la ayuda, convirtiéndose en corresponsable de la operación de concesión de la ayuda reintegrable. 
En todos los casos, la valoración de la solicitud de ayuda tiene en cuenta en primer lugar el carácter prioritario de la necesidad básica que hay que atender. En segundo lugar la certeza objetiva de que la Persona Física o Jurídica solicitante es perjudicada o está excluida de los sistemas comerciales de banca y crédito. En tercer lugar se valora que la solicitante de ayuda reintegrable es capaz de asumir su parte de la responsabilidad y que con su esfuerzo personal atenderá las obligaciones contraídas hasta la total devolución de la ayuda reintegrable. En cuarto lugar, se valora que la persona que actúa como avalista es corresponsable de la ayuda reintegrable.

Y como consecuencia de lo anterior, son rechazadas aquellas solicitudes de ayuda reintegrable en las que objetivamente pueda deducirse que el fin para el que se solicita no responde a los criterios de concesión de ABA Mérida; o cuando la persona solicitante de ayuda reintegrable no puede responder con la garantía de su esfuerzo personal. No obstante, para evitar que haya excluidos dentro de la banca social es por lo que la persona o personas Avalistas pueden contribuir y abonar parte del importe de los reintegros mensuales de devolución de la ayuda reintegrable solicitada.

Quiero saber más sobre las Ayudas Reintegrables