Psicología Social Solidaria

Artículo de Manuel Torres del Centro de Psicología Etica.

En 2014 inauguramos en Pamplona el Centro de Psicología Ética, un espacio alternativo de atención psicológica donde atender a personas afectadas con limitados recursos económicos. Ahora, nuestra intención es la de poder contactar con profesionales de la salud –principalmente salud mental-, tanto en el Estado como resto de Europa, que trabajen sobre un modelo similar al nuestro para poder intercambiar información, experiencias y desarrollar proyectos conjuntos basados en la aportación de ideas y en la cooperación.

Las consecuencias de la crisis económica son de todos conocidas: empresas que quiebran, trabajadores que pasan a engrosar las cifras del paro, familias que no llegan a fin de mes o se ven incapaces de hacer frente a sus hipotecas, a un desahucio... Sin embargo, todo esto no se reduce a un escenario económico, sino que conlleva numerosas implicaciones personales y psicosociales cuando, en definitiva, se trata de garantizar unas condiciones de vida dignas. Tal es así, que en los últimos años las consultas al psicólogo por problemas derivados directa o indirectamente del entorno laboral, y cuya base está en la crisis, han aumentado en más de un 20%, a pesar de suponer un menoscabo económico importante. Por tanto, la precariedad laboral, la pérdida del empleo y el ambiente pesimista en general, son factores que llevan a situaciones de estrés con cuadros agudos de ansiedad, entre otros trastornos importantes.

A raíz de esta encrucijada, y ante las dos únicas opciones que existen hoy día para afrontarlo (por un lado, la Sanidad Pública, de excelente calidad pero lastrada por las pertinaces listas de espera o por los recortes derivados de la crisis; y por otro, la consulta privada, de tarifas poco accesibles para muchos de los afectados), nos planteamos abrir en Pamplona el Centro de Psicología Ética, un espacio alternativo de atención psicológica donde poder atender a personas con esta problemática sin menoscabo de sus limitados recursos económicos.

Para ello partimos del siguiénte principio: toda persona tiene el derecho inalienable a poder cuidar de su salud física y mental, pero también somos conscientes de una realidad con la que hay que lidiar en el día a día y que en modo alguno garantiza dicho principio, de modo que, como podemos reconocer, muchas veces esos problemas psicológicos no son suficientemente tratados por cuestiones de índole económica.

Así pues, sin abandonar nuestra ética social solidaria, y sin contar con fondos públicos ni privados para echar a rodar esta iniciativa, creímos que la única forma de hacerla sostenible era la de ofrecer nuestros servicios a un precio razonable: 30 euros por sesión (la primera visita es gratuita), coste que se sitúa muy por debajo de lo que habitualmente se establece en la clínica privada en general, ofreciendo la mejor forma a un tratamiento psicológico sin merma de calidad y profesionalidad y bajo los auspicios de nuestro código deontológico.

CUAL ES LA MISIÓN DE ESTE MENSAJE

Una vez que expuestas de la mejor forma posible las bases de nuestra iniciativa, nos gustaría poder contactar con profesionales de la salud –principalmente salud mental-, tanto en el Estado como en el resto de Europa, que trabajen sobre un modelo similar al nuestro, al objeto de intercambiar información y experiencias, desarrollar proyectos conjuntos, así como cualquier otra propuesta basada en la aportación de ideas y la cooperación.

El Centro de Psicología Ética está en la calle Cipriano Olaso, 10 bajo, Pamplona.
Tel.: 948 10 29 85 · www.psicologiaetica.es · info@psicologiaetica.es