Celebrada asamblea anual de Asociación Banca Alternativa de Mérida

Falta un sitio como voluntaria-o en la foto... ¿lo quieres ocupar tú? Te esperamos
Como anunciamos en anterior noticia, la celebramos en Mérida el pasado 24 de marzo de 2012, en el Centro Cultural de Nueva Ciudad. Actualmente aglutinamos los ahorros de casi medio centenar de emeritenses (ver transparencia) y ha comenzado a conceder los primeros microcréditos solidarios a personas en riesgo de exclusión social.

Resumen de asuntos tratados

Entre los principales asuntos tratados en la asamblea anual, destaca la adhesión al proyecto FIARE (banco ético cooperativo social y ciudadano); la apertura de una Cuenta de Ahorro en Triodos Bank (que como banca ética invierte el dinero en proyectos ambientales, culturales y socialmente responsables); la realización de talleres de alfabetización tecnológica sobre redes sociales 2.0 y nuevas iniciativas como el apoyo a la campaña de recogida de firmas a favor de la iniciativa legislativa popular sobre la dación en pago y el alquiler social (juntamente con EAPN España y otras entidades sociales), en pro de personas que tengan hipotecada su vivienda y no puedan hacer frente a los pagos de la misma.

Renovación de la Junta Directiva

Además, se renovó la junta directiva quedando constituida por las siguientes personas: presidente, Publio Galán; vicepresidenta, Ana Mendiola; secretaria, Tomasi Pérez; tesorero, José Manuel Torrado; y como vocales, Javier Segura, Marbeya Barraza, Benjamín Domínguez, Alma Sánchez y Lorenzo de Lemus.

Esta junta directiva de ABA Mérida ha sido elegida por un período de dos años y tiene como misión la defensa de la economía solidaria que trabaja para potenciar las capacidades de las personas, generando mayores oportunidades de vida para todas, distribuyendo los recursos en forma de ayudas reintegrables, de manera igualitaria a través de la fórmula de banca ética.

Los fines de ABA Mérida

ABA Mérida quiere mostrar que es posible operar como banco ético y solidario, conforme a criterios de justicia social y que proponga alternativas reales al ahorro. Un banco en manos de la ciudadanía y de las organizaciones sociales que facilite el acceso a la financiación para las personas, familias o emprendedores que más lo necesiten, dada la excepcional situación social y económica que estamos atravesando. En suma, un banco que prime las personas por encima de su capital o de su patrimonio.