Celebración del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza


La erradicación de la pobreza, una prioridad de progreso

El desarrollo de unos pocos en detrimento del resto no puede considerarse progreso social. El estado del bienestar debería ser un derecho innato de todas las personas, pero la realidad es testadura y demuestra que no es así. Y el hecho más evidente es la necesidad de contar con un Día Internacional contra la Pobreza y la Exclusión Social.

‘La erradicación de la pobreza mundial debe ser una prioridad para todas las naciones'. Éste fue el mensaje que se lanzó el 8 de septiembre del año 2.000, durante la celebración de la Cumbre del Milenio en la que se aprobaron los ocho Objetivos del Milenio, una herramienta para erradicar la pobreza y la exclusión social.

Cabe recordar que los objetivos del Milenio son erradicar la pobreza extrema y el hambre; educación primaria universal; promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el sida, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad ambiental; y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

La Asamblea de Extremadura, comprometida con la causa, así como el resto de Parlamentos autonómicos de España firmaron un convenio con la ONU para impulsar y divulgar estos Objetivos, que aún están lejos de cumplirse, pero que con la ayuda de todos podrán hacerse realidad en algún momento.

CONMEMORANDO UNA LUCHA CONTINUA

El Parlamento de Extremadura acogió esta mañana un acto institucional con motivo de la celebración del Día Internacional Contra la Pobreza y la Exclusión Social, que se celebra todos los 17 de octubre desde que la ONU lo reconoció como tal en el año 1.992. Este Día surgió de un movimiento que tuvo lugar en París en 1.987.

Durante este acto, Antonio Vázquez, miembro de la Fundación Secretariado Gitano de Mérida, leyó una carta del presidente del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago, quien consideró fundamental el que los diferentes Gobiernos hagan un esfuerzo para la consolidación y la extensión del estado del bienestar a todos los ciudadanos.

Y como ejemplo se prefirió a la Junta de Extremadura, institución que tiene entre sus prioridades la creación de empleo y el mantenimiento de los servicios sociales para todos los ciudadanos.

Tras Monago tomó la palabra el presidente de la Asamblea de Extremadura, Fernando Manzano, quien en nombre de todos los diputados renovó el compromiso de la Cámara regional con los Objetivos del Milenio, asegurando que promoverá, en el ámbito de sus competencias, las medidas necesarias para concienciar a la sociedad de que esos Objetivos pueden cumplirse si "todos los nos comprometemos con ellos".

"El fin último que debemos perseguir con nuestras actuaciones es dotar a los países menos desarrollados de las herramientas esenciales para que por sí mismo logren las cuotas de bienestar básicas para el desarrollo del ser humano", subrayó el presidente parlamentario.

Manzano aprovechó la ocasión para manifestar que el 17 de octubre se presenta como una oportunidad para reconocer el esfuerzo y la lucha de las personas que viven en situación de pobreza, así como la posibilidad de hacer oír sus preocupaciones con el propósito de promover mayor conciencia sobre las necesidades de erradicar la pobreza. "Esta necesidad se ha convertido en una de las prioridades de progreso", apostilló.

En este acto de reivindicación y de celebración también intervino el presidente de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Extremadura (EAPN Extremadura), José Manuel López Pedrera, que manifestó su deseo de que, ante la actual crisis económica, las Administraciones Públicas no pongan en marcha recortes sociales, que sólo afectarán a quienes no han provocado la actual situación.

Por ende, Pedrera apostó por la inversión en políticas sociales como la mejor garantía para el progreso social y económico de cualquier sociedad. Según dijo, las políticas sociales y de inclusión social han de estar en el centro de la agenda de la comunidad extremeña, con el fin de alcanzar una sociedad más justa y equitativa que sitúa como prioridad la lucha contra la exclusión social.

Por eso, desde EAPN Extremadura se hizo un llamamiento al conjunto de las fuerzas políticas para que sitúen como prioridad absoluta el mantenimiento e incremento de los niveles de protección social y la reducción de los niveles de exclusión de las personas más vulnerables.

Ante este panorama, EAPN Extremadura se adhirió a la propuesta de EAPN España, que apostó por aprobar un plan nacional de inclusión social; desarrollar medidas específicas relaciones con las políticas activas de empleo; asegurar el derecho a un ingreso mínimo garantizado de 600 euros a toda persona que no disponga de otros recursos; considerar la vivienda y el suelo como bienes básicos; y asegurar la escolarización efectiva de toda persona en edad obligatoria.

También abogó por seguir garantizando en España los niveles actuales de cobertura sanitaria universal y gratuita; que la fiscalidad se rija por la progresividad e igualdad; garantizar los derechos sociales y políticos; cambiar el modo en que se gestionan los servicios públicos; consolidar el sistema de servicios sociales; mejorar la gobernanza en las políticas de inclusión; y reconocer y legalizar el papel esencial que juega el Tercer Sector de Acción Social.

TOLERANCIA CERO

La tolerancia cero es uno de los mejores instrumentos de lucha contra la exclusión social y las injusticias sociales. Así lo manifestó Guadalupe Fernández, miembro de la Fundación Secretariado Gitano de Mérida, que se encargó de la parte más reivindicativa del acto institucional, sirviendo de altavoz a todos aquellos colectivos que día a día tienen que enfrentarse a los prejuicios sociales.

Y es que según recordó, la pobreza y la exclusión social están presentes en todos los rincones del mundo, pero en cada lugar tiene una incidencia diferente, y las medidas que se toman también son distintas. Por ello, consideró muy importante que los políticos pasen de las palabras a las acciones concretas.

A lo largo de este acto institucional, el Coro Juan de Encina de Mérida interpretó diferentes piezas musicales, donde tuvieron cabida elementos tan importantes como el amor, la paz, la libertad o la esperanza, entre otros.

Vídeo del Acto