Europa necesita un nuevo corazón

La 22ª Asamblea General de EAPN tuvo lugar en Lisboa, Portugal del 16 al 18 de junio 2011. Delegaciones de 27 países y de 11 Organizaciones Europeas tomaron parte en los debates y actividades de esta Asamblea.

EAPN observa que en toda la Unión Europea, los planes de rescate y de salida de la crísis estan agravando los niveles de pobreza y amenazan la cohesión social, mientras refuerzan el dominio de los mercados financieros y de las agencias de especulación. Sobre todo en aquellos países que están sujetos al cumplimiento de los acuerdos financieros de la UE y el FMI, con concesiones de créditos a unas tasas de interés punitivas, la respuesta a la crisis ha sido dominada por planes de austeridad que afectan especialmente a las personas más vulnerables de la sociedad.

Mientras reforzaban estos programass de austeridad insostenibles, la Unión Europea y los Estados miembro, rechazaron de manera persistente la imposición de una disciplina económica o una responsabilidad financiera a los sistemas financieros que han causado la crisis, a escala internacional y en el seno de la Unión Europea. Además, parece que el Banco Central Europeo antepone el interés de los bancos al bienestar de la ciudadanía europea.

Con estas actuaciones, Europa no será nunca capaz de bajar las tasas de pobreza. Además, su respuesta a la crisis quebranta las perspectivas a corto y largo plazo para garantizar unas sociedades más igualitarias y justas. En este contexto, no sorprende pero resulta profundamente inquietante, que el apoyo al proyecto de integración europea se encuentre en su nivel más bajo.

EAPN alega que hay otras alternativas a estas medidas draconianas de austeridad. Ver artículo completo.