Presencia de DRY en Mérida


La plaza de España de Mérida es el lugar elegido por las personas que se adhieren al movimiento ¡ Democracia Real Ya !. A partir de la elaboración de un Manifiesto que aglutina inquietudes, la respuesta está siendo multitudinaria en muchas ciudades y municipios españoles, también en Mérida, como puede verse en estas fotos realizadas por Brígido y publicadas en el periódico HOY.


El movimiento 15M va más allá de numerosas movilizaciones, manifestaciones y acampadas, pese a que estas sean las que han irrumpido con fuerza a través de los medios informativos. La relevancia mediática proviene de la coincidencia con la celebración de las elecciones municipales y autonómicas del próximo 22M. Algunos medios informativos califican dichas movilizaciones como "indignados contra los partidos políticos", de forma particular contra el bipartidismo y contra el partido gobernante en España. En el Manifiesto puede comprobarse que va más allá. Es por eso, que desde ABA Mérida te recomendamos que te informes bien, por tus propios medios, antes de dejarte influenciar exclusivamente por lo que se publica en los medios de comunicación.


Incluso nos tememos que después de las elecciones del próximo domingo 22 de mayo, los asentamientos en las plazas españolas decaiga considerablemente, deje de ser noticia y cuente con la más absoluta indiferencia por parte de los nuevos candidatos electos a gobernar las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos españoles. Entonces será, más que nunca, cuando los hombres y mujeres que han "tomado las plazas" deberán hacer un esfuerzo de perseverancia para, principalmente con sus propios medios, mantener la actividad y trasladar al conjunto de la Sociedad las propuestas y reinvindicaciones que se vayan a realizar.


El Manifiesto de ¡ Democracia Real Ya ! coincide con lo expresado en los fines que persiguen los movimientos de Bancas Éticas como ABA Mérida en aspectos tan elementales como los que se presentan a continuación: "El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia... El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso. La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices. Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado".