Para entendernos: el crecimiento exponencial entre ricos y pobres.

Según la Encuesta Financiera de las Familias la ratio de desigualdad entre el 25% de hogares más ricos y más pobres pasó de 33,3 en 2002 a 39,3 en 2005, para escalar a un espectacular 50,4 en el primer trimestre de 2009.

Durante el ciclo económico expansivo (1994-2007) el Producto Interior Bruto —macro indicador de la evolución económica general— se incrementó un 69,6%, pero el valor de las acciones y el patrimonio empresarial lo hizo a un ritmo mucho mayor (468,6%); algo similar ocurrió con el valor del patrimonio inmobiliario (283,7%) y el de los activos financieros (210%). Eso desde el lado de las rentas del capital. ¿Qué pasó con los ingresos del grueso de la población? En este ciclo el importe de la pensión media se incrementó un 16%, mientras que el del salario medio apenas creció (1,9%) y el de la prestación media por desempleo disminuyó (-16,7%); todas estas magnitudes evolucionaron claramente por debajo del ritmo de incremento del PIB (mientras que las rentas del capital se incrementaron muy por encima del mismo).

¿Qué ha sucedido durante los dos primeros años de la crisis (2008-2009)? El valor del PIB se redujo un 3,3%, mientras que el del capital accionarial disminuyó un 22,7%, el patrimonio inmobiliario un 11,7% y los activos financieros un 2,7%. En cambio, el salario medio creció moderadamente (1,7%), mientras que se registró una clara mejoría en el importe de la pensión (5,7%) y la prestación por desempleo (26,2%) medias. Una primera lectura indicaría que estamos ante una “salida social” de la crisis; pero no es oro todo lo que reluce: el incremento del salario medio se debe a que la destrucción de dos millones de empleos se ha cebado en los de más baja retribución, y el incremento de los subsidios de desempleo obedece a la llegada al paro de personas con más largo historial de contribuciones. El indicador conjunto de ingresos salariales y de prestaciones de desempleo por persona activa cayó un 2,5% en 2009, experimentando el mayor retroceso de los últimos 16 años.

Fuente